miércoles, 5 de agosto de 2015

Entre hojas de papel

En la noche llegaste y en la noche te fuiste.
Eres tan silencioso que hasta tu peso no se siente al caminar.
Como todo un poeta te expresaste y me conseguiste y como un ladrón de guante blanco tomaste de mi todo lo que tenía y te marchaste bien entrado el amanecer.
No me diste un beso, ni una palabra de despedida, esa no era tu forma de ser.
Me dejaste sola y perdida entre dos hojas de papel.
Con tinta marcaste mi piel y con fuego mis entrañas, ya no me extraña que te hayas ido con él.
Que el dolor te acompañe todo lo que te queda de vida y que con la ira que generes se te caiga una montaña.
Espero que cabes muy profunda tu tumba, en la tierra que has nacido, y sobre todo sueño con tu cuerpo mal herido, con los puñales clavados en lo más profundo por las manos de las mujeres que has herido.
No se justifica la crueldad con que nos has dejado. Los corazones rotos y rasguñados de quienes te han amado sin juzgar y ahora te quieren lastimar.
Creo que hablo por todas cuando digo que esto es cruel, que la tinta y el papel se usan para amar y no para enloquecer; que todo lo que dices son puras mentiras y que espero que no metas más la cola entre las patas y des la cara a la verdad. Todas tenemos una herida abierta y vos lo único que haces es tirar más sal.
Cada tanto me pregunto quien será la culpable de tu roto corazón, pero luego yo recuerdo que sin la fama y el dinero lo podrías estar pasando peor.
Todavía te queremos, aunque te guardemos rencor.
Espero que escribas algo para hacer feliz a mi corazón.
De las melancolías me he cansado y del dolor ya he vivido, mi casa parece un río de tantas lágrimas que he echado.
Espero que me perdones por las cosas que te digo, pero creo que lo que escribes no es más que un manotazo de ahogado.
No hay tristeza que no repitas y recuerdo que desentierres, tus palabras ya no tienen el sabor que tenían en el pasado, porque te has perdido y nos has abandonado.
Eres malo con tus actos y eres malo con la tinta, solo la usas para contarnos historias de tu pasado, ése que te ha marcado y que no te quieres soltar.
Es mucho más fácil dejar tu mente correr y tu imaginación entrenar. Pero está bien, te entiendo , el dinero puede más.
Espero te acuerdes de nosotras cuando ya no vendas más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estoy esperando escucharte!
Gracias por comentar. <3